9 may. 2012

"Freddie Mercury – La biografía definitiva": Críticas


Hoy amigos,el post de hoy trata sobre la biografía publicada en forma de libro "Freddie Mercury – La biografía definitiva",el titulo,quizás,dice demasiado,pues son tantas la biografías que se han publicado sobre nuestro querido Fredd que esto empieza a ser repetitivo.Una cosa si esta clara,este libro ya a levantado bastante polémica -por lo menos entre algunos fans- ya que se centra en el lado mas intimo de la vida del protagonista,algo que quizás no haga mucha gracia a sus allegados.Sin mas,vamos a leer dos criticas sobre esta obra con dos puntos de vista basntante algo diferentes:

  •  Freddie, mon amour (por Hoy.es)

 Es una de esas biografías que algunos fans preferirían no haber leído para no saber tanto, en este caso, de su tímido e introvertido ídolo, de esas que contribuyen a bajar a la tierra al personaje... Algo parecido a esa máxima para desengancharse de un amor platónico: 'imagínale sentado en el retrete'. Eso es este nuevo repaso a la vida de Freddie Mercury (Zanzibar, Tanzania, 1946) y a la de su banda, Queen, que ahonda en sus experiencias con el sexo y las drogas. Como cuando su asistente personal recolectaba 'taxi boys' (chaperos) para una fiesta en Río de Janeiro. ¡Y se aporta el testimonio de uno de ellos! Habla Patricio: «Primero bebíamos y luego esnifábamos coca; nos quitábamos la ropa y pasábamos al dormitorio de Freddie, que nos recibía en bata. (...) Entablaba relaciones con uno después de otro, delante de todos. Cuando se cansaba, Prenter (el asistente) nos pagaba y nos íbamos. Freddie siempre era 'pasivo'». O desvela la frase que utilizaba el artista para abordar a un nuevo ligue: «¿Cómo de grande es tu polla?». Nada realmente epatante teniendo en cuenta la identidad del protagonista y que cosas muy parecidas se han leído ya sobre él. Pero la autora de 'Freedie Mercury. La biografía definitiva', la periodista Lesley-Ann Jones (que acompañó a Queen en muchas giras), hace un pormenorizado repaso a su carrera, aunque lo más llamativo son las páginas dedicadas a su desenfrenada vida sentimental y sexual. Entre otros, se recogen testimonios de sus tres grandes amores: Mary Austin, su primera novia; Barbara Valentin, exactriz de porno suave; y Jim Hutton, su jardinero y acompañante hasta el final, el 24 de noviembre de 1991. El propio Hutton, fallecido en 2010, escribió un libro que provocó el enfado de muchos fans, que le acusaron de traicionar al reservado Mercury con el relato de algunos de los momentos más escabrosos de su vida en común, incluido el de su muerte. Trauma infantil El libro achaca parte de la personalidad del cantante a un episodio infantil: con solo 8 años, abandonó su Zanzibar natal para ir a un internado inglés en la India, con la consiguiente separación de sus padres, sobre todo de su madre, a la que tanto se parecía: «Heredó sus labios carnosos, su franca sonrisa y su insólita dentadura», esos cuatro dientes de más que tanto le acomplejaban (en el colegio le llamaban 'Bucky', conejito), pero que nunca se arregló por miedo a estropear su voz. Jones escribe que aquello le provocó un terrible trauma: «Para un niño sensible, tímido y enmadrado, aquella separación fue desgarradora. Por las noches lloraba hasta quedarse dormido». Según el jardinero Jim Hutton, Freddie reflexionaba mucho sobre si aquella falta de afecto «le llevó a una obsesión desproporcionada por el amor físico en su etapa adulta, un ansia que se manifestaba con demasiada frecuencia en sexo sin ton ni son». Cuando lo que más deseaba era cariño. No es de extrañar que su primer amor, Mary Austin, se convirtiera en su novia-madre, la única a la que consideró su «esposa», como él la llamaba y a la que dejó la parte más importante de su herencia: «Todos mis amantes me preguntaban por qué no podía sustituir a Mary, pero eso es sencillamente imposible. Para mí aquello fue un matrimonio», respondía él. A su alrededor todos coinciden en que era una especie de «mamá», aunque mantuvieran relaciones sexuales. Y cuando él empezó a salir con hombres, siempre regresaba a Mary. Así recuerda ella la noche en que Freddie llegó y le dijo 'cariño, tengo algo que contarte, creo que soy bisexual': «No Freddie -contestó ella-, no creo que seas bisexual, creo que eres gay». Aunque no es lo que sostiene el libro. Como dice el fotógrafo Mick Rock, «Freddie era indudablemente gay, pero no exclusivamente gay, y eso le tenía jodido». Le encantaba rodearse de mujeres de enormes pechos, como los de la cantante Samantha Fox o los de su segundo gran amor, Barbara Valentin, fallecida en 2002, que no podía ser más distinta de la tranquila Mary. Era su compañera de juergas, también de penas. Lo cuenta ella: «Descubrí que Freddie tenía sida por casualidad. Una noche se hizo un corte en el dedo. Había mucha sangre y yo al ayudar me manché. Él se puso a gritar: '¡No! ¡No me toques!'. Fue ahí cuando me di cuenta». El diagnóstico oficial llegó más tarde, en 1987. Se lo contó a Jim Hutton, su pareja de entonces, que descubrió que también tenía sida en 1990. Y al margen de los escándalos, los tres, Austin, Valentin y Hutton, coinciden en una misma frase: «Freddie fue el amor de mi vida».

  •  Freddy Mercury – La biografía definitiva de Lesley-Ann Jones (por Blog de libros  como podrán ver,ni una sola vez han escrito bien "Freddie" lo cual no debería afectar a la critica,pero si indica una falta de documentación impropia de un articulo serio,pues basta con ver la portada del libro para saber el nombre del protagonista): 

 Freddy Mercury fue una de las mayores estrellas de rock de todos los tiempos… y también una de las más misteriosas. Mientras que su creatividad inigualable y su genio musical captaban la adoración del público, muy pocos tenían acceso a su mundo privado. “¡NO QUIERO SER UNA ESTRELLA, QUIERO SER UNA LEYENDA! Sabéis, eso es exactamente lo que no me deja dormir por la noche. He creado un monstruo. El monstruo soy yo. No puedo echarle la culpa a nadie más. Es por lo que llevo trabajando desde que era niño y habría matado por conseguir esto. Me ocurra lo que me ocurra, es todo culpa mía. Es lo que yo quería. Es lo que todos nos esforzamos por alcanzar. Éxito, fama, dinero, sexo, drogas, lo que uno quiera. Yo puedo tenerlo.” En Freddy Mercury, la biografía definitiva, la periodista de rock Lesley-Ann Jones (quien acompañó a Queen a sus giras) derriba la mitología, los rumores y los chismes que rodearon a la figura del mítico cantante, para revelar a un individuo tímido y encantador. Desde el nacimiento de Freddy y sus días en la escuela en la India, al fenomenal éxito de Queen y su trágica muerte de sida, nada escapa a su búsqueda de la verdad. Jones explora los aspectos más íntimos de su vida, examina también la estricta crianza que lo llevó a una adultez marcada por las culpas y la represión de la sexualidad, que lo llevó a establecer fortísimos lazos con personas de ambos sexos. También cuenta cómo encontró consuelo escribiendo canciones, expresando su tormento a través de temas que hoy se han convertido en clásicos inmortales. Para ello se basó en figuras claves, incluyendo amantes, familiares, amigos, ejecutivos de la industria de la música, músicos, publicistas, fotógrafos y productores. Para todos los admiradores del gran Freddy Mercury, éste es un libro que no hay que dejar pasar. 

 De momento no puedo dar mi opinión sobre el libro ya que hasta ahora no lo he leído (y no creo que lo haga proximamente pues en mi lista de "artículos Queeneros por comprar" no ocupa ninguno de los primeros puestos),así que mi opinión deberá esperar,pero si alguno de los lectores del blog desea contarnos que le a parecido,estaremos encantados de escuchar su propia interpretación de la obra.

3 comentarios:

Dammy dijo...

Ahora entiendo porque somebody to love era su cancion favorita...

rapsoddia dijo...

si dices que no piensas comprarlo para leerlo, creo que no serias imparcial, ser fanatico no quiere decir ser critico ante las "criticas" que se hacen a alguien que ya no esta con nosotros.

Anónimo dijo...

que increíble el muy a pesar de sus gustos, amaba a esa mujer de gritar así que no tocara su sangre.