12 mar. 2009

La historia entre Freddie Mercury y Michael Jackson


Buenos dias,hoy les quiero enseñar una de esas historias,que no ser por todos los rumores que tiene a su alrededor,seria una de las mas importante en la historia de la musica,se trata de la polemica historia entre Freddie Mercury y Michael Jackson:

La relación de Michael Jackson con el grupo Queen comenzó en 1978 cuando Freddie Mercury y compañía le ofrecen la canción "Another One Bites The Dust" para el álbum Off The Wall. John Deacon, autor del tema, comentó que había escrito la canción pensando en Michael, pero Quincy Jones no la vió apropiada para el álbum y la rechazó. El grupo tampoco estaba del todo satisfecho con el tema pero Michael les aconsejó que debían publicarla en su siguiente disco porque a pesar de todo era una gran canción. Curiosamente, "Another One Bites The Dust" se convirtió en su primer nº1 en USA y en el single más vendido de la historia del grupo. En 1982, Freddie manifestó publicamente sus deseos de grabar un tema con Michael Jackson comentando que el dinero no era lo que le importaba sino el hecho de grabar con él. En un primer momento su participación estaba prevista para el álbum "Thriller", pero tal vez la repercusión y la importancia que suponía por aquel entonces grabar con un Beatle retrasaron su ansiada colaboración.


Posteriormente Freddie Mercury dijo que lo que hizo Paul McCartney en "Thriller" lo iba a haber hecho él, y bromeando comentó que habría sido una satisfacción estar en el álbum más vendido de todos los tiempos, sobre todo por la cantidad de royalties que habría recibido. Al año siguiente, libre de giras y de grabaciones, Freddie Mercury decidió cruzar el charco y pasar unos meses en Los Ángeles. Allí visitaría en numerosas ocasiones la mansión de la familia Jackson, dicen que una vez Joe Jackson le invitó a cenar y que se emborrachó bebiendo vino, otras fuentes cuentan que LaToya se lo intentó ligar. Lo que si que se pudo confirmar durante aquellos días fueron las salidas nocturnas que organizaron Michael y Freddie Mercury por diversos locales de Los Ángeles. Pero no todo fue diversión, ambos artistas se reunían cada día en el estudio para componer algunos temas.


A finales de ese mismo año Michael acudió a numerosos conciertos de Queen para hablar en el backstage con Freddie y ultimar los detalles de su inminente colaboración. Posteriormente, Michael grabó 3 temas con él para el álbum "Victory" que finalmente no se llegaron a publicar. ¿Los motivos?, por un lado está el rumor de que Michael vió a Mercury esnifando cocaína en los lavabos del estudio y que a raíz de ese incidente decidió cortar con él cualquier tipo de relación. Y por el otro está la versión del propio Freddie Mercury. Según contó en su biografía Michael y él se distanciaron a raíz del éxito masivo de "Thriller". Freddie explica que Michael se había retraído en su mundo particular y que no había manera de hacerlo salir de aquella fortaleza porque tenía miedo de que alguien le pudiera hacer daño. Freddie también le confesó a su biógrafo que se llegó a enamorar de él pero Michael nunca entendió su humor británico, además miraba con malos ojos su alocado estilo de vida.


Fuente: anecdotariodelrock.blogspot.com/

Tal dia como hoy... el 12 de Marzo de 1974 El single de Queen, Seven Seas of Rhye entra en los rankings de GB en el puesto Nº30. Además tocan en vivo para el tour de Queen II en el Roundhouse, Dagenham, GB,tambien en 1975 Queen en vivo para el tour de Sheer Heart Attack en el Municipal Auditorium, Atlanta, EEUU,por ultimo en 1976 Queen en vivo para el tour de A Night At The Opera dando su último show en el Santa Monica Civic Auditorium, Los Angeles, EEUU.
(esta y otras efemerides cortesia de ElBlogDeFreddieMercury)

1 comentario:

Laura dijo...

Una historia muy interesante! Aunque la versión que da Freddie sobre el distanciamiento es mucho más creíble que ese rumor de que Jackson "se asustó" porque lo vio aspirando cocaína; aunque haya sido cierto, ¡vamos! ¿En ese ambiente, quien puede asustarse de ver a alguien drogándose? Además, como si el propio Michal Jackson no lo hubiera hecho nunca. No tiene sentido.